El profundo secreto detrás de “Enfócate”

by | Feb 5, 2020 | NEGOCIOS | 1 comment

Es impresionante la cantidad de emprendedores que al estar creando algún proyecto, trabajan muchísimo, se desvelan, sacrifican salidas con amigos o con familia. 

Están todo el día trabajando y haciendo mil pendientes para crecer su pequeño bebé. 

Viven en un estrés constante, trabajan tanto y duermen tan poco que las ojeras de sus ojos parecen apoderarse de su cara cada día más. 

Lo peor de todo:

NO TIENEN RESULTADOS

Si alguna vez te has sentido así (o algo parecido), te voy a compartir el secreto detrás de por qué siempre termino mis videos y entradas de blog, con la palabra “Enfócate” 

Y vas a descubrir por qué entender esto es la clave para el desarrollo de tu negocio y cómo entenderlo fue la clave para el crecimiento exponencial del mío…

Soy una persona que se concentra demasiado.

Cuando estoy trabajando en algo, me concentro en esa tarea a tal grado que mi mente no puede pensar en nada más.

A veces llegando al extremo en el que se me olvida comer o me desvelo hasta las 4 de la mañana haciéndolo (o incluso no duermo en absoluto). 

 

La realidad es que siempre consideré esto como una de mis mayores virtudes. 

Todo el tiempo estaba investigando cosas nuevas, leyendo y buscando información valiosa tanto para mis clientes como para el funcionamiento de mi equipo de trabajo. 

Recuerdo a la perfección una ocasión en la que me había quedado toda la noche trabajando. A las 3:50 am decidí que era momento de irme a dormir. 

Fui al baño a lavarme los dientes para irme a descansar (en ese entonces todavía no tenía oficina) y al verme en el espejo del baño, noté mis cachetes flacos y mi mirada cansada…

Y me dije a mí mismo: “Ánimo, todo este esfuerzo va a valer la pena”

 

El problema es, ¡Que no estaba logrando nada!

Se comenzó a volver frustrante que después de meses de trabajar así, no estaba logrando ningún resultado y mis objetivos cada día se veían más lejos. 

Me sentía confundido.

Todo mundo te dice que trabajes duro, que no te des por vencido y que no descanses hasta lograr lo que te propones. 

Y es justamente lo que yo estaba haciendo, pero no estaba logrando absolutamente NADA.

Yo estaba seguro de que estaba haciendo las cosas bien, estaba enfocado en mi trabajo haciendo lo que yo creía que era necesario.

La realidad es que estaba experimentando lo que se conoce como “Shiny Object Syndrome (Síndrome de los Objetos Brillantes)”

 

¿Qué significa esto?

El síndrome de los objetos brillantes, es -en otras palabras- vivir en distracción constante.

Lo más peligroso de él, es el hecho de que es muy difícil darse cuenta de que lo estás experimentando. 

Cada vez que estás trabajando en algo, aparece una nueva herramienta, algo nuevo en tecnología, un nuevo método para vender, una nueva idea de negocio… 

Pendientes y tareas nuevas:

  • “Tengo que dejar bonita la página web”
  • “Tengo que aprender esa nueva herramienta para hacer publicidad en Facebook”
  • “Tengo que hacer nuevas publicaciones en Instagram”
  • “Necesito tener tarjetas de presentación”
  • “También podría vender ______”, etc.

El problema de los Objetos Brillantes, es que la mayoría son tareas “Urgentes” pero NO importantes. 

Lo más peligroso es que tú mismo justificas la urgencia de completar esas tareas, olvidando que en realidad hay cosas mucho más importantes, pero no tan urgentes. 

Y no te das cuenta de que esas pequeñas tareas son INTERMINABLES. 

 

Entendí que Enfocarse no solo significa estar concentrado en tu proyecto. 

Significa definir muy bien la prioridad de tus tareas y concentrarte ÚNICAMENTE en aquellas que son más importantes.

Probablemente la conozcas, pero en caso de que no sea así:

Te presento la regla del 80/20

 

La regla del 80/20 dice que en cualquier proyecto, existe un 20% de actividades que te van a generar el 80% de tus resultados. 

Y el 80% restante de las actividades, te van a traer únicamente el 20% de tus resultados. 

 

Es poderosísimo entender esta regla. 

Ya que te permite discriminar tus actividades y en qué utilizas tu tiempo. Puedes darle prioridad a lo que realmente te va permitir obtener los resultados que buscas.

Así cada que vayas a planear tu semana o planear las actividades que estarás realizando, pregúntate lo siguiente:  

¿Esto que haré me va a ayudar a vender más? (o el objetivo que estés buscando)

Y eso fue justamente la clave para exponenciar los resultados de mi negocio…

Dejé de enfocar nuestra atención, tiempo y energía en tareas sin importancia cómo dejar bonita la página web, o estar publicando constantemente en redes sociales. Esas tareas que no tienen importancia.

Y comencé a enfocar mi energía y atención a perfeccionar el proceso de ventas, en entender exactamente qué es lo que mis clientes valoran de mis servicios y enfocarme en dar un servicio realmente valioso a mis clientes…

Fue en ese momento, que los resultados se empezaron a ver reflejados en las ventas.

 

ESO ES ENFOCARSE EN LO IMPORTANTE

Dedicar tu entera atención y energía a ese 20% de actividades que te van a dar el 80% de tus resultados. 

Y una vez que ese 20% de actividades lo tienes completamente PERFECCIONADO y automatizado…

Ahora sí, puedes dedicarle atención a ese otro 80% que te dará el otro 20% extra de resultados. 

NO ANTES. 

 

Es esta la razón por la que todo el tiempo estoy recordándote que necesitas enfocarte. 

Si logras dedicar tu atención y enfocarte en lo que verdaderamente importa, y le dedicas ese mismo esfuerzo que estás poniendo en este momento a completar las tareas inútiles, tendrás resultados que en este momento ni siquiera puedes imaginar. 

Si tienes un ideal, una meta, un objetivo para tu vida o con un proyecto en especial:

¡Enfócate en lo Importante!

– Pablo De Hoyos

1 Comment

  1. Jorge jimenez

    Si tienes toda la razón, tener esa noción de lo que tiene que hacer uno en la vida, muy acertadas tus palabras

LA SIGUIENTE PUBLICACIÓN TE PUEDE INTERESAR :