¿Fracasarán tus Propósitos de Año Nuevo?

by | Ene 8, 2020 | INTERESANTE

Todo mundo se está planteando propósitos y objetivos de año nuevo. 

Muy probablemente tú te hiciste algunos propósitos en este inicio de año, para tu negocio, para tu familia, para tu vida personal, etc. 

Todo mundo está emocionado o motivado a aprovechar la excusa de año nuevo y hacer lo necesario para cambiar su vida y mejorar en esos aspectos que no les gustan…

 

La realidad es que la gran mayoría de los Propósitos de Año Nuevo FRACASAN.

¿Por qué fallan? 

A continuación te voy a compartir cómo asegurarte de lograr los tuyos… 

Para lograrlos, primero hay que entender por qué la mayoría fracasa en el intento:

Pon muchísima atención a los propósitos que en general todo mundo se pone.

Son demasiado ambiciosos…

Y no estoy diciendo que la meta sea muy ambiciosa e imposible de lograr  (de hecho creo que está perfecto que las metas sean ambiciosas)

Estoy hablando de que la implementación normalmente es MUY ambiciosa…

¿A qué me refiero?

“Voy a ir TODOS los días al gimnasio”

“Voy a empezar una dieta super estricta”

“A partir de mañana dejaré de fumar/tomar”

“Voy a leer 12 libros este año”

La estrategia que plantean para lograr estos propósitos es MUY radical.

Y entiendo perfecto que lo hagan así, porque justo es algo que yo hacía demasiado. 

Cada que quería cambiar algo de mi vida, me sentía muy motivado y con mucha energía por lo que intentaba hacerlo a la perfección, sin equivocarme.

Una rutina nueva, perfecta y muy estricta. 

Lo único que pasaba es que intentaba cambiar tantas cosas al mismo tiempo que se volvía muy difícil sostenerlo y al mes ya tenía mi rutina de siempre.

Hoy entiendo y me resulta muy obvio por qué siempre fracasaba cuando quería cambiar algo en mi vida.

Y esto es algo que tienes que entender y tener presente desde hoy hasta el día que te mueras…

LA DISCIPLINA VENCE A LA MOTIVACIÓN… ¡SIEMPRE!

 

Y ese es problema cuando estamos decididos a cambiar algo en nuestra vida (por ejemplo con propósitos de año nuevo)

Estamos TAN MOTIVADOS y tenemos tanta energía para lograrlo, que nos cegamos y nos dejamos llevar, cambiando demasiadas cosas al mismo tiempo.

Queremos comernos al mundo de un bocado.

¿Cómo ASEGURARTE de lograr ese cambio? 

ENFÓCATE EN 1 SOLA COSA, EN LO MÁS IMPORTANTE…

¡HACERLO!

Enfócate primero en simplemente hacerlo, aunque no sea perfecto. Simplemente hazlo TODOS los días, vuélvelo parte de tu rutina. 

Si quieres leer todo un libro y te cuesta mucho trabajo sentarte a leer por ratos muy largos…

No importa, siéntate a leer solamente 5 minutos al día. Pero hazlo, hazlo TODOS los días.

Si quieres correr 10 km, pero no tienes muy buena condición física…

No importa si corres solo 1 kilómetro al día. Pero hazlo, hazlo TODOS los días a la misma hora.

Y te podría dar una infinidad más de ejemplos donde esto aplica y va a traerte resultados. 

Lo único que me llega a la cabeza en este momento, es lo que decía Bruce Lee:

“No le tengo miedo al hombre que ha practicado 10,000 patadas en 1 día, pero sí le tengo miedo al hombre que ha practicado 1 patada al día por 10,000 días”

Empieza con un pequeño cambio en tu rutina, pero asegúrate de hacerlo todos los días.

Te darás cuenta de que cada día que pase, vas a estar más cerca de volverlo un hábito.

Cada día va a ser mucho más fácil presentarte al gimnasio, cada día será más fácil sentarte a leer esos 5 minutos, cada día será más fácil sentarte a estudiar ese idioma que quieres aprender, cada día será más fácil tomar la decisión de trabajar en tu objetivo. 

Pero lo tienes que hacer todos los días…

De hecho, es un concepto que tocan en una escena de una de mis series favoritas, Bojack Horseman: 

 

Lo más difícil es hacerlo diario, en el momento que estés dominando eso, será mucho más fácil incrementar la “dificultad” de tu rutina.

Si ya estás leyendo todos los días, puedes en lugar de leer 5 minutos al día, ahora leer 10, después 15, después 20 y después 30 minutos. 

Si ya estás saliendo a correr todos los días, en lugar de 1 km, puedes subirle a 2 km, después a 3 km, a 5 km, a 7km, etc.

Como te dije…

Lo más difícil y más importante es hacerlo todos los días. Enfócate en dominar eso y el mundo será tuyo. 

Recuerda: 

LA DISCIPLINA VENCE A LA MOTIVACIÓN… ¡SIEMPRE!

¡Enfócate!

Pablo De Hoyos

0 Comments

LA SIGUIENTE PUBLICACIÓN TE PUEDE INTERESAR :